Fotos de arte surrealista

Date: 14.10.2018, 19:45 / Views: 93154

Закрыть ... [X]

La extraña historia de una hiena, amiga de Carrington, que toma su lugar insospechadamente en una "aburrida" fiesta de la familia real.

Jaen Madrid

Un cuento surrealista de Leonora Carrington

Jaen Madrid

La extraña historia de una hiena, amiga de Carrington, que toma su lugar insospechadamente en una "aburrida" fiesta de la familia real.

Leonora Carrington fue pintora, escritora, bruja y surrealista. En México es conocida por acaudillar junto a personajes como Remedios Varo, Wolfgang Paalen y otros artistas, unidos por la gran guerra en tierra de indios, al surrealismo mexicano de los años 30’s. Inglesa por nacimiento y cobijada por México tras su exilio. Pasó gran parte de su vida en nuestro país proyectando, más que sus sueños, un efervescente inconsciente del que habrían de escapar personajes fantásticos, inasibles y ocultistas, para renacer en sus propias obras.

De Carrington se conoce prominentemente su trabajo pictórico (por ejemplo, su gran mural creado para el Museo de Antropología de la ciudad: El mundo mágico de los mayas), y el último proyecto que dirigió antes de su muerte; las esculturas de bronce con las que se dice, .

También vivió una época decisiva de su vida en nuestra ciudad –incluso se casó con el poeta y diplomático mexicano Renato Leduc tras su exilio. Por ello será, quizás, que se le atribuye una gran carga simbólica –y hasta mística– en el arte mexicano.

Leonora Carrigton

A pesar su popularidad, poco se sabe de los cuentos surrealistas que escribió. Uno de los más famosos es el que relaciona a una hiena –su amiga– que toma el lugar de Carrington en una gran fiesta, una historia que le ocurrió imaginar tras haber sido presentada ante la familia real inglesa:

La debutante

(1978)

En la época que fui debutante, solía ir a menudo al parque zoológico. Iba tan a menudo que conocía más a los animales que a las chicas de mi edad. Era porque quería huir del mundo, por lo que me hallaba a diario en el zoológico. El animal que mejor llegué a conocer fue una hiena joven. Ella me conocía a mí también. Era muy inteligente. Le enseñé a hablar francés y a cambio ella me enseñó su lenguaje. Así pasamos muchas horas agradables.
Mi madre había organizado un baile en mi honor para el primero de mayo. ¡Lo qué sufrí durante noches enteras! Siempre he aborrecido los bailes; sobre todo los que se daban en mi honor.
La mañana del uno de mayo de 1934, fui muy temprano a visitar a la hiena.
-¡Qué asco! -le dije-. Esta noche me toca asistir a mi baile.
-Tienes suerte -dijo ella-; a mí me encantaría ir. No sé bailar, pero en cambio sabría mantener una conversación.
-Habrá muchas cosas de comer -dije-. He visto llegar a casa carros repletos de comida.
-Y aún te quejas -replicó la hiena con desaliento-. Mírame a mí: yo sólo como una vez al día, y me tienen jeringada con tanta bazofia.
Se me ocurrió una idea audaz; estuve a punto de echarme a reír.
-No tienes más que ir en mi lugar.
-No nos parecemos lo bastante; si no, con gusto iría -dijo la hiena un poco triste.
–Escucha -dije-, con las luces de la noche no se ve muy bien. Con que te disfraces un poco, nadie se fijará en ti en medio de la multitud. Además, tenemos casi la misma estatura. Eres mi única amiga; anda, hazlo por mí. Por favor.
Se puso a pensar en esta posibilidad. Comprendí que estaba deseosa de aceptar.
-De acuerdo -dijo de repente.
No había muchos guardianes cerca, dado lo temprano de la hora. Abrí rápidamente la jaula, y en un instante estuvimos en la calle. Llamé un taxi. En casa, todo el mundo estaba aún en la cama. Una vez en mi cuarto, saqué el vestido que debía ponerme por la noche. Era un poco largo, y la hiena andaba con dificultad con mis zapatos de tacón alto. Encontré unos guantes con que ocultarle las manos, demasiado peludas para parecerse a las mías. Cuando el sol iluminó mi habitación, la hiena dio varias vueltas alrededor, andando más o menos derecha. Estábamos tan ocupadas que mi madre, que entró a darme los buenos días, estuvo a punto de abrir la puerta antes de que la hiena se escondiera debajo de la cama.
-Esta habitación huele mal -dijo mi madre, abriendo la ventana-; antes de esta noche date un baño con mis nuevas sales.
-Por supuesto -le dije.
No se entretuvo mucho. Creo que el olor era demasiado fuerte para ella.
-No te retrases para el desayuno -dijo al irse.
Lo más difícil fue encontrar un disfraz para la cara de la hiena. Estuvimos buscando horas y horas: rechazaba todas mis sugerencias. Por fin dijo:
-Creo que he encontrado la solución. ¿Tenéis criada?
-Sí -dije, perpleja.
-Pues verás: vas a llamar a la criada; cuanto entre, nos lanzamos sobre ella y le arrancamos la cara; llevaré su cara esta noche en lugar de la mía.
-No lo veo muy práctico -dije yo-. Probablemente se morirá en cuanto pierda la cara: alguien encontrará su cadáver, y nos meterán en la cárcel.
-Tengo la suficiente hambre como para comérmela -replicó la hiena.
-¿Y los huesos?
-También -dijo-. ¿Te parece bien?
-Sólo si me prometes matarla antes de arrancarle la cara. Si no, le va a doler demasiado.
-Bueno, eso me da igual.
Llamé a Marie, la criada, no sin cierto nerviosismo. Desde luego, no lo habría hecho si no odiara tanto los bailes. Cuando entró Marie, me volví de cara a la pared para no verlo. Debo reconocer que no tardó nada. Un breve grito, y se acabó. Mientras la hiena comía, estuve mirando por la ventana. Unos minutos después, dijo.
-Ya no puedo más; aún me quedan los pies, pero si tienes una bolsa, me los comeré más tarde, a lo largo del día.
-En el armario encontrarás una bolsa bordada con flores de lis. Saca los pañuelos que tiene y quédatela.
Hizo lo que le había indicado. A continuación, dijo:
-Date la vuelta ahora y mira qué guapa estoy.
Delante del espejo, la hiena se admiraba con el rostro de Marie. Se lo había comido todo cuidadosamente hasta el borde de la cara, de forma que quedaba justo lo que le hacía falta.
-Es verdad -dije-; lo has hecho muy bien.
Hacia el atardecer, cuando la hiena estuvo completamente vestida, declaró:
-Me siento en plena forma. Me da la impresión de que voy a tener un gran éxito esta noche.
Después de oír un rato la música de abajo, le dije:
-Ve ahora, y recuerda que no debes ponerte junto a mi madre: seguramente se daría cuenta de que no soy yo. Aparte de ella, no conozco a nadie. Buena suerte -le di un beso para despedirla, aunque exhalaba un olor muy fuerte.
Se había hecho de noche. Cansada por las emociones del día, cogí un libro y me senté junto a la ventana, entregándome a al paz y el descanso. Recuerdo que estaba leyendo Los viajes de Gulliver, de Jonathan Swift. Al cabo de una hora, quizá, surgió el primer signo de inquietud. Un murciélago entró por la ventana profiriendo grititos. Los murciélagos me dan un miedo espantoso. Me escondí detrás de una silla, castañeteándome los dientes. Apenas me había arrodillado, cuando un gran ruido procedente de la puerta sofocó el batir de alas. Entró mi madre, pálida de furia.
-Acabábamos de sentarnos a la mesa -dijo-, cuando el ser ese que ha ocupado tu sitio se ha levantado gritando: “Con que mi olor es un poco fuerte, ¿eh? Pues no como pasteles.” A continuación se ha arrancado la cara y se la ha comido. Después ha dado un gran salto y ha desaparecido por la ventana.

Los mejores eventos de música y danza de septiembre

Entre clásicos y contemporáneos, los eventos culturales de música y danza de septiembre que resultan verdaderamente imprescindibles para todo amante de estas bellas artes.

MXCity

Los mejores eventos de música y danza de septiembre

MXCity

Entre clásicos y contemporáneos, los eventos culturales de música y danza de septiembre que resultan verdaderamente imprescindibles para todo amante de estas bellas artes.

Estos son los conciertos y espectáculos dancísticos que no puedes perderte este mes.

 

De los siete artes que cautivan los sentidos del ser humano, la música y la danza son quizás de los más exultantes. Es un hecho que los ensambles en vivo resultan especialmente vibrantes; aquellas melodías que entran por nuestros oídos y arriban hasta el alma es algo que todos deberían experimentar.

Por su parte, los espectáculos dancísticos también tienen un particular encanto. Es hermoso mirar a personas desenvolverse en un escenario al ritmo de la música, o en ocasiones, del silencio. Ellos hablan con sus cuerpos, y a través de un lenguaje cinético transmiten emociones y mensajes que difícilmente podrían ser aprehendidos en otro contexto.

Por fortuna alrededor de la ciudad se rebosan estas dos sublimes artes. Y para que los empedernidos de éstos no se pierdan de ninguna de sus expresiones, hemos realizado una guía con los eventos imperdibles tanto de conciertos como de eventos de danza. Aquí algunos de los más interesantes y bellos de septiembre:

 

Música

 

L´inferno

Av. Río Churubusco 79, Country Club Churubusco, 04220 Ciudad de México, CDMX

 L´Inferno es una de las primeras películas surrealistas en la historia y la primera de ficción del cine italiano. Está basada en el poema de Dante Alighieri La Divina Comedia. Proyección y musicalización en vivo de la cinta de Francesco Bertolini, Giuseppe De Liguoro y Adolfo Padovan, con el Ensamble Experimental de la Academia de Arte de Florencia.

¿Dónde? Centro Nacional de las Artes (Cenart) – Teatro de las Artes

¿Cuándo? Sábado, 08 de septiembre de 2018 19:00 – 22:00 hrs.

¿Cuánto? 0 general

Público a partir de 12 años.

 

Saltapatrás. Música mexicana

Av. Miguel Hidalgo 289, Del Carmen, 04000 Ciudad de México, CDMX.

Agrupación formada en la Ciudad de México. Su repertorio está conformado por composiciones originales con ritmos y estética tradicional mexicana. En ocasiones, Saltapatrás combina la música con la narrativa y el teatro, generando espectáculo escénico-musicales, con temáticas variadas como día muertos o navidad. Espectáculo que entrelaza narraciones, poemas y leyendas breves como hilo conductor, con arreglos y composiciones originales con estética de la música tradicional mexicana en vivo.

¿Dónde? Museo Nacional de Culturas Populares – Patio Jacarandas

¿Cuándo? 16 de septiembre de 2018 Domingo , 17:00 – 18:30 hrs.

Entrada libre

 

Chronostasis

Festival Internacional de Música y Nuevas Tecnologías Visiones Sonoras

Av. Río Churubusco 79, Country Club Churubusco, 04220, CDMX.

Performance audiovisual basado en la Cronostasis, concepto que se refiere a los momentos cuando el tiempo parece detenerse. Esta pieza tiene esa lógica: el presente se congela y se difunde interminablemente; el pasado y el futuro dejan de existir.

Proyecto musical de Franck Vigroux y Antoine Schmitt.

¿Dónde? Centro Nacional de las Artes (Cenart) – Teatro de las Artes

¿Cuándo? 27 de septiembre de 2018 jueves , 20:00 – 21:00 hrs.

Entrada Libre Público a partir de 15 años.

 

Danza

 

En Código Bolero: la dulce limerencia

Donceles 36, Centro Histórico, Centro, 06000 Centro, CDMX

 

 

La propuesta Código Bolero: la dulce limerencia representa en tono fársico, diversas interpretaciones de piezas “clásicas” del género, reconstruyendo un discurso que ha influido en la creación de un imaginario compartido del amor. Nuestro continente ha generado todo un conjunto de discursos propios, una mezcla original que se debe a la condición sincrética de su cultura.

Como parte importante de este discurso, floreció El Bolero, género musical que se convirtió en una cartografía continental del sentimiento que representa en su prédica, la afirmación amorosa a través del amor no correspondido, el amor adúltero o bien, una abierta oposición al mandato matrimonial religioso.

¿Dónde? Centro Nacional de las Artes (Cenart) – Teatro de las Artes

¿Cuándo? 08 de septiembre de 2018 sábado , 19:00 – 21:00 hrs.

09 de septiembre de 2018 domingo , 18:00 – 20:00 hrs

¿Cuánto?

0.00 Entrada general. 50% de descuento, sujeto a disponibilidad y limitado a estudiantes de nivel básico, maestros, personas con discapacidad, trabajadores de gobierno e INAPAM con credencial vigente.

 

Gala Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández con la Orquesta Sinfónica Carlos Chávez

Av. Juárez, Centro Histórico, 06050 Ciudad de México, CDMX.

La magia, colorido y belleza de los bailes tradicionales son muestra de la gran diversidad cultural de nuestra nación, un patrimonio que trasciende fronteras.

Así, desde los años cincuenta, Amalia Hernández y el Ballet Folklórico de México han realizado la coreografía para más de ochenta ballets. En todos ellos, la música, la técnica de los bailarines, los elaborados trajes típicos y las coreografías, crean el singular carácter de este Ballet que ha recibido más de cuatrocientos reconocimientos alrededor del mundo.

¿Dónde? Palacio de Bellas Artes – Sala Principal

¿Cuándo? 16 de septiembre, 19:00 – 20:15 hrs.

¿Cuánto? ,180.00 Luneta, 0.00 Anfiteatro, 0.00

 

Cielito Sweet

Paseo de la Reforma 50, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, CDMX.

Teatro en el Incendio y Lux Boreal recurren a elementos del cabaret, el biodrama, el performance y la danza para mostrar esa violencia que parece estar apropiada y asumida con naturalidad por los mexicanos. Retrata a esa mujer sometida, confinada a sus deberes del hogar y de madre; a esa mujer de sexualidad bloqueada que existe para su misión de servir al otro; a esa madre, la buena madre, la que deja de ser persona y de tener aspiraciones propias para ocuparse en tiempo completo de su absoluta responsabilidad.

¿Dónde? Centro Cultural del Bosque – Teatro de la Danza Guillermina Bravo

¿Cuándo? 28 de septiembre de 2018 viernes , 20:00 – 21:30 hrs.

29 de septiembre de 2018 sábado , 19:00 – 20:30 hrs.

¿Cuánto? 0.00 Entrada general.

15 fotos de la Revolución Mexicana: el reflejo de una época

«En este ocaso de mi vida sólo un deseo me queda: la dicha de mi país, la dicha de los míos.» Porfirio Díaz.

Cristopher Garnica

15 fotos de la Revolución Mexicana: el reflejo de una época

Cristopher Garnica

«En este ocaso de mi vida sólo un deseo me queda: la dicha de mi país, la dicha de los míos.» Porfirio Díaz.

La Revolución Mexicana.

 

La Revolución Mexicana, conocida en el extranjero como la Guerra Civil Mexicana fue la lucha armada que transformó radicalmente nuestra cultura y el gobierno. Este fue uno de los sucesos más importante de principios del siglo XX en México, y duró más de diez años, desde 1910 hasta 1920.

Esta revolución nacional fue el resultado del fracaso del régimen de Porfirio Díaz, en la oposición a un régimen de 35 años, de la crisis política entre las élites rivales y la oportunidad de una insurrección agraria. Las elecciones de 1910 se convirtieron en el catalizador del estallido de la rebelión política. La revolución comenzó con Francisco I. Madero y Pancho Villa; se expandió a la clase media, al campesinado en algunas regiones y en octubre de 1911, Madero fue elegido por mayoría en una elección libre y justa.

 

Madero y su vicepresidente Pino Suárez se vieron obligados a renunciar en febrero de 1913 y fueron asesinados. El régimen contrarrevolucionario del general Victoriano Huerta llegó al poder, respaldado por intereses comerciales y otros partidarios del viejo orden. Cuando el intento de los revolucionarios de llegar a un acuerdo político fracasó, México se sumió en una guerra civil (1914-1915). El conflicto armado duró durante la mayor parte de una década, hasta alrededor de 1920 con varias fases distintas.

Sin duda alguna, la Revolución cambió de una revuelta campesina contra el orden establecido bajo Díaz a una guerra civil multifacética en regiones particulares, con frecuentes cambios en las luchas de poder entre las facciones en la Revolución Mexicana. Fuera de la población de México de 15 millones, las pérdidas fueron altas, pero las estimaciones numéricas varían mucho. Se cree que 1,5 millones de personas murieron; casi 200,000 refugiados huyeron al extranjero, especialmente a los Estados Unidos.

 

Este conflicto armado resultó ser un importante programa de experimentación y reforma en la organización social. La revolución cometió el régimen político resultante con justicia social. Como todo conflicto armado, nos dejó también un gran acervo que refleja la estética política de un suceso de gran relevancia para los mexicanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recordando la Filosofía Nahuatl de Miguel León Portilla

“En el centro de la palma de su mano nos tiene colocados, (los dioses) nos están moviendo a su antojo, como canicas estamos dando vueltas, sin rumbo nos remece.” En La Filosofía Náhuatl.

Cristopher Garnica

Recordando la Filosofía Nahuatl de Miguel León Portilla

Cristopher Garnica

“En el centro de la palma de su mano nos tiene colocados, (los dioses) nos están moviendo a su antojo, como canicas estamos dando vueltas, sin rumbo nos remece.” En La Filosofía Náhuatl.

Filosofía Nahuatl.

 

La filosofía náhuatl: estudiada en sus fuentes es un texto escrito por el doctor honoris causa Miguel León Portilla (1956). Es un vasto estudio del pensamiento de los tlamatinime, los sabios prehispánicos, en el período inmediatamente anterior a la Conquista.  La premisa de este texto es tratar de deducir algunos pensamientos filosóficos de épocas remotas épocas, haciendo uso de más de 90 fuentes primarias que toma como testimonio de la mente antigua. 

Las fuentes a las que recurre Portilla, incluyen testimonios de informantes de Sahagún, el libro de los coloquios de los doce sabios nahuas (1524) en el que defienden opiniones y creencias nahuas ante la impugnación de los frailes españoles, una colección antigua de cantares (filosóficos), los discursos de los Huehuetlatolli, pláticas de los viejos aprendidos de memoria en el Calmécac, así como varios códices, obras de arte y otros textos y documentos.   

La filosofía náhuatl es un texto importante porque pone sobre la mesa una que poco se había declarado; empero, que en la antigüedad en México había un grupo de gente dedicada al saber, que se reunía a hablar y abordar problemas fundamentales acerca de la existencia, la verdad, la moral, la belleza y el lenguaje.

Al referir la existencia de pensadores que se distinguían de los sacerdotes, de misticismo y la religión poniendo énfasis en la poesía para manifestar algunas ideas y conceptos sobre su realidad, también coloca a la experiencia y vivencias diarias como parte del quehacer filosófico. En otras palabras, que los nahuas compartían, al menos, algunos rasgos con los filósofos atenienses de la antigüedad. La filosofía nahuatl es una de las obras literarias más destacadas del Dr. Miguel León-Portilla, y es también una de las más aceptadas y bien recibidas por los estudiosos y amantes del México antiguo, específicamente de la cultural nahuatl.

Este texto se editó por primera vez en 1956, ha sido traducido a diversos idiomas, incluido el ruso, el checo y el alemán, y lleva diez ediciones en su haber. En su momento causó polémica y discusión considerable ya que proponía la existencia de un tipo de pensamiento filosófico entre los antiguos mexicanos. 60 años de esta tesis, la incredulidad de hace menos visible y las nuevas generaciones, lejos de aquellos prejuicios de erudición, reconocen en este texto una forma de reflexión y comprensión del mundo de los antiguos mexicanos, es decir, además de que el texto permite el acceso a su pensamiento filosófico originario.

Esta propuesta permitió, también, revalorar la concepción de la cultura nahuatl, la idea de nuestro pasado indígena que reclamaba una mejor posición y reconocimiento en la historia de México. Entre los muchos aportes de este estudio filosófico sobre filosofía náhuatl.

Otra gran aportación que tuvo este excepcional texto, es la realización de varias traducciones de documentos originales escritos en nahuatl del siglo XVI, una labor impresionante y sin comparación en su tiempo y en el actual. Y en la traducción, por supuesto, la mención de “un verdadero dios”, in nelli teotl, donde se encuentran las afirmaciones implícitas y explícitas, de un principio cósmico en el que se genera y concibe cuanto existe en el universo.

Precisamente, es en el primer capítulo de La Filosofía… donde Portilla se centra en la figura del tlamatinimeh o tlamatinime,  que en náhuatl quiere decir los conocedores de cosas; representan al sabio antiguo que basaba en la observación, los cálculos y la reflexión.  Los tlamanime se encargaban de la transmisión de la sabiduría, eran grandes lectores y tenían el poder la tinta negra y roja (la sabiduría) donde ayudaban a su comunidad y daban el camino. Los sabios tenían la función social de promover la reflexión interna en el hombre para que éste se llegue a dominar.

Más tarde, Portilla aborda la discusión del universo náhuatl; en particular dos conceptos sobresalientes, a saber, la dualidad y la noción “estar en pie”.  La dualidad se representa en el Dios Ometéotl, quién revela los dos aspectos de la realidad. Mientras que “estar en pie” se refiere a la preocupación de no tener un cimiento o un raíz respecto a las cosas del mundo. 

Estos antiguos sabios se dedican a comprender el mundo que les rodeaba y su universo, de modo similar a los filósofos griegos, a través de interrogantes sobre el hombre, las divinidades, la vida, la muerte, el mundo y todo aquello que observaban y contemplaban. Estos el franciscano fray Bernardino de Sahagún llamó, precisamente, philosophos, a estos pensadores, y los colocó “al menos al nivel de los presocráticos (no menos que el de un Heráclito o un Parménides)”.

Flor y canto es el tercer capítulo dedicado a la poesía, para mi uno de los más interesantes en cuanto a la forma en que Portilla distingue verdad de la ilusión.  “¿Sobre la tierra se puede ir en pos de algo?”  Es decir, ¿Se puede contar con algo estable que no sea transitorio?  La naturaleza doble del universo se podía llegar a discernir a través del conocimiento que implica “flor y el canto”.

Pero más allá de describir los capítulos donde Portilla explica la filosofía náhuatl, o relación del hombre como juguete de Dios dentro del cosmos nahua; me parece dable indicar la manera en que los tlamatini son artistas en un sentido más amplio de lo que se entiende por el concepto eurocéntrico de “artista”;  más bien representan una sabiduría verdadera y simbólica, son capaces de interpretar los códices y representar el pasado a través de sus actos como lo hicieron los antiguos griegos.

Este hermoso texto, también aborda la figura del más grande gobernante y señor de Tetzcoco: Nezahualcoyotl, a quien se le atribuye haber descubierto la idea de un dios único, creador de todas las cosas. Fue precisamente Nezahualcoyotl quien más utilizó las expresiones Tloque in Nahuaque e Ipalnemohuani para referirse al Principio Supremo Dual: Ometeotl, según lo refiere el maestro León-Portilla.

“¿Acaso de verdad se vive en la tierra?

No para siempre en la tierra:

Sólo un poco aquí.

Aunque sea jade se quiebra,

Aunque sea oro se desgasta,

Aunque sea plumaje de quetzal se desgarra.”

El estudio de la filosofía antigua nos permite abrir nuevos horizontes para el mexicano contemporáneo, para la idea de identidad y, ayuda a comprender mejor nuestro entorno; por supuesto a abordar la idea de qué es filosofía en  mundo globalizado, y específicamente, qué es filosofía en México; donde hoy más que nunca, parece que los antiguo coexiste con distintas concepciones de la vida.

Abundio Martínez, el vals de un músico extraordinario

Abundio Martínez tocó para la alta sociedad y los paupérrimos, compuso más de 200 obras con su viejo piano en un cuartucho donde vivió en la miseria.

MXCity

Abundio Martínez, el vals de un músico extraordinario

MXCity

Abundio Martínez tocó para la alta sociedad y los paupérrimos, compuso más de 200 obras con su viejo piano en un cuartucho donde vivió en la miseria.

La vida de músico de Abundio Martínez.

 

Apolonio Abundio de Jesús Martínez Martínez fue un extraordinario músico compositor mexicano del siglo XIX. De hijo carpintero y director de una banda en su natal Huichapan; Abundio nace el 8 de febrero de 1875 en el barrio de Santa Bárbara del municipio de Huichapan.

A tierna edad se le enseñaron las habilidades de carpintero y aprendió a varios instrumentos, además de que aprendió armonía, contrapunto y solfeo al lado de su padre Don José María del Pilar Martínez, quien era director de la banda de música de Huichapan. Abundio, además, también tocaba el piano, el clarinete, el violín, la guitarra, la mandolina y el chelo.

Tras la muerte de su padre, él y sus hermanas Dolores y Soledad viajaron a la ciudad de México. En 1882 fue director de la banda de música de Popolitlán, a los 17 años. En 1897 conoce a Miguel Ríos Toledano, quien lo incorporó a la Banda de Zapadores. En 1908 fue vocal de la sociedad de compositores “Felipe Villanueva”. El estilo musical de Abundio está influenciado por el romanticismo y tiene un carácter típicamente europeo.

Es autor de valses, polkas, chotis, danzas, pasos dobles, una obra que celosamente está almacenada en la biblioteca de la Escuela Nacional de Música de la UNAM, y que representa una etapa transitoria en la música mexicana. Su creación más popular es el Vals “Arpa de Oro”, dedicado al entonces presidente Porfirio Díaz, y que en comparación con otro contemporáneo, Juventino Rosas, Martínez plasma en sus notas una compleja sencillez armónica y melódica.

Es el autor de más de doscientas obras, algunas de sus melodías más destacadas son: La paz de México, Poesía, Liras hermanas, Muchachas y flores, Ensueños de oro, Ana Gloria, Onda Cristalina, Besos y pesos, Delirio de amor, Noches apacibles, En el espacio, Los chamacos, Tú eres un ángel-juego de danzas, Diez danzas para canto y piano, Un día de campo, Hidalguense y En alta mar, vals dedicado a Carmelita Romero Rubio, quien era esposa de Porfirio Díaz.

Su música es tocada en todas las fiestas de la época y la bailan los científicos porfiristas hasta los parranderos de cantinas. Su vida, como la de muchos artistas mexicanos de la época, fue de gran pobreza. El 26 de abril de 1914, Abundio es víctima de tuberculosis y fallece a los treinta años después, en la ciudad de México. Su cuerpo fue envuelto en un raído abrigo por dos niños que vivían en la misma vecindad. Su mobiliario consistía en un hermoso piano, varios instrumentos musicales, un camastro y algunos recipientes. Su cuerpo fue enterrado en el Panteón de Dolores y los habitantes de Huichapan erigieron un monumento en su honor.

“El arpa de Oro”

“Hidalguense” 

 

“Vals en altamar”

 

“Chotis”

 

“Los tres artistas”

 

“En tumba”





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related news


Projetos de casas com piscinas fotos
Fotos del santuario de zamora michoacan
Fotos de jordan michael
Descargar fotos de new york
Fotos de patzicia chimaltenango
Fotos de orizaba ver
Back to Top