Fotos de criminales nazis

Date: 15.10.2018, 15:50 / Views: 81591


0 % PULSO SOCIAL0

Adolf Hitler se ganó un (nada agradable) lugar en la historia, debido a que supo aprovechar las circunstancias sociales de la Alemania derrotada tras la Primera Guerra Mundial, para establecer un sistema político demencial basado en la , el nacionalsocialismo y el culto a su propia personalidad.

Para nadie es un secreto que el Führer encarnaba la esencia de la brutalidad, pero aún así había quienes parecían hipnotizados por él, y lo veían como a un dios. Pero hoy, a 129 años del nacimiento de Hitler, queremos hablar de aquellas mujeres que estaban a su servicio y que supieron ganarse un lugar en el infierno, debido a su crueldad sin límites.

Ellas vejaban, torturaban y mataban sin piedad a los judíos recluidos en los campos de concentración con el único fin de complacer a Hitler y ayudarlo a cumplir sus objetivos. Ésta es la lista negra de las mujeres nazis más sanguinarias:

1. Maria Mandel

Sin duda era la más sanguinaria de todas. Se le atribuyen al menos 500 mil muertes de judías, gitanas y otras presas políticas. Se formó como guardia de prisión en 1938 en Lichtenburg. El 7 de octubre de 1942 fue enviada a Auschwitz, donde ascendió a Jefa de Campo y se ganó el apodo de “la Bestia de Auschwitz”.

Mandel se encargaba de elegir quiénes serían los judíos que irían a la cámara de gas, además de que ordenó crear la “Orquesta de Auschwitz”, compuesta por prisioneros, con el único fin de satisfacer su gusto por la música. Fue arrestada el 10 de agosto de 1945 por los estadounidenses, quienes la extraditaron a Polonia. Un tribunal en Cracovia la sentenció a la horca y murió el 24 de enero de 1948, a los 36 años de edad.

(Foto: Wikipedia)

2. Ilse Koch

Se le conoció como “la Bruja de Buchenwald”. Era esposa de Karl Koch, coronel de las SS y comandante del campo de concentración de Buchenwald, lugar del que fue una de las supervisoras. Ilse se encargaba de seleccionar prisioneros con tatuajes para ser asesinados y coleccionaba lámparas, guantes, bolsos y cubiertas de libros hechas con la piel de los ejecutados. En 1967 fue condenada a prisión perpetua, pero prefirió suicidarse en prisión.

(Foto: Wikipedia)

3. Irma Grese

El solo hecho de conocer los sobrenombres con los que era conocida, nos causa escalofríos. La llamaban “la Bella Bestia”, “la Perra de Belsen”, “El Cancerbero” o “el Ángel de la Muerte”. Grese se ganó su lugar en la historia debido a los métodos sádicos que empleaba contra los judíos, cuando se desempeñaba como supervisora de los campos de concentración de Auschwitz, Bergen-Belsen y Ravensbrück.

Irma Grese dejaba que las judias fueran atacadas por perros y abusadas sexualmente, torturaba a los niños y les daba palizas, para finalmente ejecutarlos a sangre fría con una pistola. Fue detenida el 15 de abril de 1945 y condenada a morir en la horca el 13 de diciembre de ese año. Tenía 22 años de edad. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas arrojadas por una alcantarilla.

(Foto: Wikipedia)

4. Violette Morris

Violette tenía una fuerza física increíble, por lo que practicaba deportes como boxeo, natación y carreras de automóviles. Llegó a extirparse los senos para estar más cómoda dentro de los autos que conducía. A partir de 1923 era evidente su bisexualidad, pues se cortó el cabello y se vestía como hombre. Fue por esto que en 1928, la Federación Francesa le prohibió participar en los Juegos Olímpicos.

En 1936 fue invitada de honor en las Olimpiadas de Berlín y ahí se enamoró del nazismo. Cuando regresó a Francia, lo hizo como espía de Alemania. Cuando logró infiltrarse en la Resistencia Francesa, se ganó el apodo de “la Hiena de la Gestapo”. El 26 de abril de 1944 fue víctima de una emboscada en la que falleció. Sus restos fueron arrojados a una fosa común.

(Fotos: Wikimedia Commons)

5. Juana Bormann

Se alistó a la SS en 1938 y trabajó como supervisora en los campos de concentración de Lichtenburg, y Ravensbrück y Auschwitz, al que llegó en 1942. Debido a su sadismo se ganó el apodo de “la Mujer de los Perros”, ya que soltaba a su pastor alemán para que atacara a los judíos.

En 1945 llegó a Bergen-Belsen, pero tras la toma de este lugar por el Ejército Británico, el 15 de abril de ese mismo año, Juana fue condenada a morir en la horca.

(Foto: Wikimedia Commons)

6. Elisabeth Völkenrath

Se alistó como voluntaria para servir a Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Estuvo en Ravensbrück, y luego fue llevada a Auschwitz. Völkenrath estaba directamente implicada en la selección y abuso de muchos reclusos del campo. De hecho, se le acusó de ordenar al menos tres ejecuciones mediante ahorcamiento en 1944. Tiempo después, Elisabeth fue trasladada a Bergen-Belsen, pero como supervisora de personal.

Tras su arresto en 1945, fue condenada a morir en la horca, en la prisión de Hamelin, al lado de otros criminales de guerra nazis, como Irma Grese.

(Foto: Wikimedia Commons)

7. Hermine Ryan-Braunsteiner

Ella se encargaba de seleccionar a las víctimas que irían a la cámara de gas en el campo de concentración de Majdanek, La apodaban “La Yegua” porque asesinaba a los prisioneros a patadas, pero con unas botas reforzadas con hierro.

En 1973, cuando ella vivía en Estados Unidos, el gobierno alemán acusó a Hermine de ser responsable indirecta de 200 mil muertes, y solicitó su extradición. En 1981 fue condenada a cadena perpetua, pero salió de prisión cuatro años después, debido a complicaciones relacionadas por la diabetes, que le costaron la amputación de una pierna.

(Foto: Wikipedia)

8. Johanna Langefeld

Fue una de las primeras mujeres que trabajó en Ravensbrück y la primera en ser nombrada Jefa de la Guardia. Johanna se caracterizó por imponer todo tipo de crueles castigos a las prisioneras, como mantenerlas durante horas de pie bajo la lluvia y el frío (con apenas un poco de ropa) durante horas y horas.

También las flagelaba durante largos periodos de tiempo. Sin embargo, estaba en contra de que se usara a estas mujeres como sujetos de prueba para experimentos científicos, por lo que pronto fue sustituida en su puesto, debido a que se mostró “demasiado blanda”.

(Foto: Wikipedia)

9. Dorothea Binz

Según los prisioneros, era bellísima, pero se transformaba cuando se trataba de dar palizas o torturar a los presos que se encontraban en el pabellón de castigo del campamento de Ravensbrück. Sus prácticas eran crueles, pues solía empaparlos con agua helada para después golpearlos.

Entre sus “logros” se encuentra la construcción de un cuarto en el que se dejaba morir a los bebés que daban a luz las presas. Fue juzgada y ahorcada en Hamelín el 2 de mayo de 1947 por crímenes de guerra.

(Foto: Wikipedia)

10. Herta Oberheuser

Fue una médico nazi que ejerció su especialidad, la dermatología, en el campo de concentración para mujeres de Ravensbrück, de 1940 a 1943. Lo que hacía era infligir heridas a los prisioneros y hacer que se les infectaran, para simular las que sufrían los soldados alemanes en combate. Usaba clavos oxidados, madera y astillas de cristal.

También experimentó con niños a los que extirpaba órganos vitales. Fue sentenciada a 20 años de cárcel, aunque consiguió la libertad a los diez años por buena conducta. Volvió a ejercer la medicina en Alemania, pero se le quitó la licencia en 1958, cuando una sobreviviente del holocausto la reconoció.

(Foto: Wikipedia)

Con información de , Actualidad, , y



Related news


Fotos de cachorros yorkshire terrier
Fotos de lima peru moderna
Bodas de sangre fotos
Fotos de tere salinas
Vih sida sintomas fotos
Back to Top