Fotos de tomas del orfanato

Date: 15.10.2018, 15:52 / Views: 75581


20130121203159-sin-titulo5.png

Os participo el correo y la información que me envía Javivi del Vivigo.

 

 

 Me gusta más encabezar con "Guindilla" que con "furri", así que

Guindilla:

Ahí te va una cosina que hice para no aburrirme. El culpable es Tomás M. Cámara, que anda buscando adeptos para su causa. Causa "santa", por otra parte.

Te recuerdo, pero lo digo en el texto: Tomás es un ex de la paramera. Tomás ha creado un chiringuito para ayudar a los pobres de Rubare y a unas monjas. Su causa me gusta.

Culpable de esto, el Trapi. Habla con él. Que te cuente. De todas formas Andrés y yo nos hemos ganado -dice Tomás- un buen cordero en Burgos. Si alguien más tiene envidia, que se lo curre.

Dos cositas más:
1.- Dice Tomás que asume riesgos, pero creo yo que cuantos menos datos sobre él publicados, mejor. Podrá volver a Rubare más veces sin demasiados problemas.
2.- Yo he escogido esas fotos, pero si quieres complementar con otras y/o dar otro enlace a los mirones, ahí va: 

Por lo demás, tú mismo. Tomás ha dado el ok. Trapi no ha piao, pero también se lo mandé


Besotes, Javivi

 

 

RUBARE,  UNA ALDEA ENTRE GORILAS CON METRALLETAS.

1.- Las provincias de Kivu, en la región de los Grandes Lagos de África.

Rubare, amigos: retened por ahora el nombre.

Sigourney Weaver puso rostro y cuerpo en 1988 a una antropóloga que luchaba en Rwanda por salvar a los gorilas de su extinción. Algo contuvo la codicia humana aquella antropóloga, Dian Fossey, asesinada quién sabe por quién, aunque nosotros podamos suponerlo. La codicia no tiene fondo. Hoy, los gorilas, protegidos en el congoleño Parque Nacional de Virunga, siguen siendo especie en extinción. Las guerras civiles que han asolado a la República Democrática del Congo (RDC) desde mediados de la década de los 90  han hecho más difícil la protección a los escasos 700 ejemplares de “Gorila de Montaña”, usados, a veces, como alimento por los diferentes ejércitos que han controlado la región.

Recuerdo a quienes estamos en esa edad indefinida que bordea el jubileo que la RDC fue –como he subtitulado el mapa- nuestro colonial Congo Belga, al que durante un tiempo –mientras aún éramos jóvenes- se le conoció como Zaire, lo mismo que al río Congo.

Lumumba (ejecutado en 1961, cuando algunos de nosotros iniciábamos bachillerato en La Paramera), Mobutu (huido a Rabat en 1997 donde murió al de poco), los Kabila (el padre asesinado en 2001; el hijo, Joseph, presidente de la República hasta la actualidad)… Minas de uranio, oro, koltan, diamantes, casiterita… Hutus, tutsis… ¡Cuánto sustantivo insustancial!

Hay quienes aventuran la cifra: 5 millones los muertos en la región de los Grandes Lagos desde 1960 a la actualidad. Casi tantos como los parados españoles. Es peor la situación de aquellas gentes que la de los Gorilas de Montaña. ¡Santo cielo: además, humanos y gorilas han sufrido la enfermedad del ébola, peor que el sida! Mientras,  los “países civilizados” mirando para otro lado. O peor, consintiendo; porque hay que vender teléfonos móviles (tienen koltan), fabricar bombas y levantar centrales nucleares (ya se sabe, el uranio) o adornar nuestros cuerpos con oro y diamantes.

¿Habría que proponer a Sigourney Weaver protagonizar otra película, en este caso, titulada “Asesinatos en tinieblas”? Al menos, que haya luz y taquígrafos. Cuanto más difundamos lo que pasa en el Congo, habrá algún asesinato menos, alguna violación menos, algún niño más que se hará mayor sin aquellas escenas criminales. ¡Merece la pena! Y con Txema Sarmiento de Director de la cinta, por supuesto.

En este caos, una provincia, Kivu del Norte, al nordeste del Congo, como se aprecia en el mapa. Que es valle de paso obligado entre los países de los Grandes Lagos: Congo, Burundi, Rwanda, Uganda, Sudán. Y tiene de todo: gorilas, koltan, ébola, conflictos bélicos…

Si nos asomamos a la Wiki y preguntamos por Goma, nos dirá que es la capital (160.000 hab., aeropuerto). (Hay otro Kivu al Sur, claro; pero me centro ahora en el norte.) Y que allí hubo batallas cruentas de una guerra que dura más de 30 años: Batalla de Goma, 2008.

Región escenario de duros combates desde 1998  y del conflicto del Kivu  desde . A finales de 2008, el militar renegado Laurent Nkunda, tutsi rebelde, llevó a cabo allí algunas de sus operaciones más violentas contra Kabila. Aún persisten ramalazos de aquellos combates en el 2013.

 

2.- Mª Presentación López Vivar, burgalesa de Tobar (Burgos), premio Castilla y León de los Derechos Humanos en 2008.

Voy llegando, paciencia.

2008.  Conflicto de Kivu. Y en Kivu, una aldea, entre selvas, lagos y volcanes. En lo que podría ser un paraíso (perdido): RUBARE. Allí, una Misión Católica.  Levantada en 1992 por monjas del Instituto de Religiosas de San José de Gerona, quienes enseñan enfermería y medicina en Goma también a jóvenes chicas angoleñas. De similar forma a como algunos de nuestros compañeros de estudios, dominicos, se fueron a la América  hermana, de “misioneros”;  o como Teresa Estrada se fue a cuidar niños de su orfanato en Kiev.

Las monjas de Rubare  atienden en el Centro de Salud San José sanidad, intendencia y educación de los vecinos de aquella aldea, que ha pasado en los dos últimos años de 4.000 a 24.000 habitantes, como consecuencia de la guerra en la zona. Con las monjas de Rubare, Mª Presentación  López Vivar (de verde en la foto). La religiosa burgalesa es una de los miles de personas afectados por la guerra oculta del Congo. Herida por una bomba en octubre de 2008, le amputaron ambas piernas. Llevaba 14 años en el Congo, al que fue voluntaria en 1995.

Alguien me preguntó si sabía que estaba en zona de peligro. Lo supe antes de ir. Mirando el mapa con uno de mis hermanos me dijo: ¿Sabes que vas a la línea de fuego?  Y fui. Por dos veces he visto de cerca el peligro, pero siempre me confié en el Señor... Así llegó el día 28 de octubre del 2008”-dijo. 

El premio  de los Derechos Humanos le fue concedido  "por su dedicación a una tarea silente y generosa en África, en condiciones de extrema dificultad, y por el valor paradigmático de una vida dedicada a los países empobrecidos".  El jurado consideró que el reconocimiento era "un homenaje a los cientos de castellanoleoneses repartidos por el mundo en misión humanitaria".

“Hermana María” ha escrito: Mi rincón de Rubare tenía sus encantos -aunque también sus desencantos- ; pero para mí era un lugar maravilloso. Un lago grandísimo (el Kivu),  flores, árboles enormes, cafetales, la cadena de volcanes. Pero tenía también sus "desencantos", las chozas en las que vive la gente, apiñadas por falta de terreno. La inmensa pobreza de la gente, todos descalzos; como vestidos, unos harapos; llenos de llagas, de tiña y otras enfermedades más graves, malaria, cólera...Era asombroso, en contraposición con la riqueza del país: rico geográficamente, petróleo, maderas nobles,  el suelo produce dos cosechas anuales, los lagos, los minerales. Y como contraste, la miseria y la falta de satisfacer las necesidades básicas de la población. ¡Cuánto trabajo que hacer! Y ¡qué impotencia y sufrimiento el poder hacer tan poco!”


3.- Proyecto Rubare – Burgos con África.

-Bueno, ¿qué mosca le ha picado hoy al Javivi, que nos echa un sermón sobre África, los gorilas y unas monjas?-os andaréis preguntado. ¿O es que le ha entrado la vena nacionalista, como a los catalanes, y quiere hacer a Burgos independiente, en memoria de sus orígenes campurrianos?

-Pues no. Este es un blog fundamentalmente de encuentro y comunicación entre antiguos alumnos dominicos. Y estos parrafitos exploran ese territorio, el de la comunicación de nuestras experiencias vitales.

Tomás Cámara –calerogano que no se está quieto cuando ve la injusticia ni metido en camisa de fuerza- fue alumno en La Paramera entre 1974 y 1979. Después voló por otros cielos, “recordando siempre esa época de nuestra vida que nos formó el carácter”.  Y en este combate por la justicia, participa desde 2010 en un colectivo “Proyecto Rubare”, empeñado en denunciar los horrores de la guerra -solapada pero cruel- en el Congo y de sensibilizarnos sobre la cooperación necesaria,apadrinando niños o ayudar a las monjas de Rubare a educarlos y mejorar las instalaciones de su hospital.

Pavoroso. Los ejércitos que pelean en Rubare -el gubernamental de Kabila y el renegado de Nkunda- emplean la violación como arma de guerra. ACNUR, Oxfam y otras organizaciones humanitarias narran que, en 2009 y 2010, las violaciones y otros ataques sexuales contra mujeres alcanzaron en Kivú  gravedad crónica. Las edades de las víctimas van de los 3 a los 80 años; se cometieron en casas, campos y selvas contra mujeres solteras, casadas o viudas de todos los grupos étnicos. Violadas frente a sus esposos o hijos, muchas veces violadas por grupos de soldados. “Estaba trabajando en nuestra granja cuando llegaron varios hombres amenazándome con sus armas. Me dijeron que les dejara violarme o si no me matarían. Así que me forzaron y después se fueron”. (Leído en Euronews)

Las cifras son tremendas. En 2009 la  hablaba de más de 15.000 personas violadas, en su gran mayoría mujeres. El  calcula la cifra en 17.500; el  afirma haber tratado a 40.000 sobrevivientes sólo en Kivu del Sur entre  y .

Tomás cuenta que el Proyecto Rubare es una asociación no dada de alta en Hacienda ni tiene cuentas en los bancos. “Todos los ingresos se hacen a una cuenta que tienen las Misioneras en Caja de Burgos (ahora Caixa). Hemos construido la Escuela Maternal (4 – 6 años) y una granja en Rubare; ayudamos al Centro de Salud. Tenemos seleccionadas 40 mujeres violadas o viudas  con numerosos hijos. Queremos comprar a la Compañía belga “Katale” 3 Has. de tierra (posee toda la tierra fértil de Rubare) para hacer una cooperativa para unas 60 familias. Queremos construir una Escuela de Primaria (hasta 12 años) para que nuestros niños no acaben en las minas o con un fusil.”

 

Al Proyecto Rubare le hacen falta aportaciones para realizar sus proyectos. Pero con estos párrafos intento ahora sólo lanzar el mensaje: HAY QUE PARAR LA GUERRA EN LOS ENTORNOS DE RUBARE. Con nuestras ideas, desde nuestros círculos, dando al tema la difusión máxima que obligue a los ejércitos congoleños a poner un clavel sobre las bocachas de sus metralletas, como los portugueses. Y a los organismos internacionales a prestar atención a lo que sucede en la zona de los Grandes Lagos, donde se encuentra la Misión de lasReligiosas de San José de Gerona, una de las cuales, la Hermana María, sufrió ya en su cuerpo los horrores de una guerra que tiene, entre otras sinrazones, el koltán de nuestros impresionantes móviles; o el oro de nuestros anillos.

 

Proyecto Rubare ha estado recientemente en la Misión de San José. A su vuelta, me enviaba esta fotografía con un pie: Os aseguro que este cura no durará mucho tiempo vivo. Se atreve a hablar claro; está amenazado. El otro día se despedía con lagrimas y me decía que no sabía si nos veríamos este verano”.

 

¿Es o no tremendo lo que pasa en Rubare, que es lo que pasa en los Congos o en Mali o…? Que no se diga que aquellos antiguos alumnos dominicos no tienen un montón de ideas para ayudar a uno de nosotros y denunciar la situación del África septentrional, en buena parte, herencia de nuestros colonialismos



Related news


Fotos del cuerpo de chalino sanchez
Fotos de camisetas mojadas
Fotos de waslala nicaragua
Proceso de fotosintesis en una planta
Editor de fotos gratis em portugues online
Fotos de luly bosa escandalo
Vih sida sintomas fotos
Back to Top